She & Him (II)

La historia de Bárbara y Julio continúa, ahora contada desde el punto de vista del novio. ¿Cómo vivió él el momento de hincar la rodilla en tierra?

16/03/2013
 

En el post anterior, Bárbara contó en The Pretender, casi a tiempo real, cómo fue la declaración de amor de Julio. Cada momento en el que pensó que oiría las palabras clave y él sacaría el anillo, los saltos en la cama gritando '¡Voy a casarme!', y el fin de semana idílico que ambos pasaron en un hotel planificando cómo querían que fuera su boda. Hoy, Julio cuenta cómo vivió él los mismos momentos y el mismo fin de semana. 

"Mi declaración 'formal' ocurrió el mismo día en el que tres años antes estábamos en una playa de madrugada tras una noche loca de fiesta, metidos en el agua, dándonos nuestro 'primer' beso. Digo 'primer' beso porque hubo algún escarceo anterior… Pero sabía que ese beso marcaba un antes y un después en nuestra vida. Ese día conseguí, después de mucho insistir, que una mujer friolera como ella sola se mojara conmigo de madrugada. Con todo el significado que conlleva la palabra mojarse, pues aquí estaba naciendo el compromiso. A decir verdad, fue cuando dejé de insistir cuando ella me persiguió hasta la playa, y sin pensarlo se bañó conmigo (así son las mujeres).



Reservé en el mejor hotel de nuestra provincia (5 estrellas con SPA, con la opción de escapada romántica. No sabía exactamente lo que era, pero nos daban una habitación superior, spa y cenita, así que sonaba bien).  En principio, mi intención era celebrar por todo lo grande nuestro tercer aniversario como novios. Y la realidad fue mucho mejor. Cuando llegamos, nos esperaba una cama enorme llena de pétalos de rosa, fragancia de rosa y champán. Puede sonar cursi, pero molaba. Luego vino el spa, la cena… Fue una tarde-noche maravillosa, donde intuí que nuestra relación pedía un paso más. Habíamos llegado a ese punto donde la confianza y el amor formaban ya parte natural de nuestra relación brotando por si solos. Esa intuición provino de mi interior, estaba 'dormida' y la forma en la que ella me miraba la despertó.

Sabía que estaba esperando algo... Y, de repente, me paralicé. 'Mmmm... Creo que quiere que le pida bodorrio. ¿Y yo? Yo también… Pero, ¿ha llegado ya el momento?'. Era una pregunta que no me había hecho seriamente hasta ese momento, pero tanta rosa, tanto spa, tanto champán, y esa cara radiante de felicidad hicieron que me dejara llevar.

Reconozco que me daba un poco de vértigo, y tampoco había pensado el momento en el que se lo iba a decir, por lo que me iba dejando llevar y cuando cada instante acababa pensaba '¡Joder! ¡Que no se lo he dicho todavía!'. Al final del día, y ya en la habitación, fue cuando después de meditarlo en el balcón con las estrellas, me armé de valor e hinqué la rodilla.

Ella se puso como loca de alegría, y empezó a saltar encima de la cama, usando la funda de almohada como velo, emulando ya a la futura novia que iba a ser. Por supuesto que se lo conté a mis amigos. Las cosas tan importantes y especiales hay que compartirlas con los mejores amigos, aunque les dije que era un secreto porque habíamos decidido no decir nada hasta tener algo organizado. (¡Pero no pude resistirme!)". 

 







También te puede interesar...

Si tienes tu lista de bodas en El Corte Inglés y quieres hacernos una consulta, llámanos al
900 373 111
Consulta aquí las
Condiciones de la Lista de Boda
de El Corte Inglés
Si quieres hacer un regalo a los novios haz click aquí o llámanos al
902 224 411
AVISO LEGAL   |   CONTACTO   |   FAQ
Facebook   Google   Pinterest   Twitter      Instagram Linkedin Youtube
¿Eres proveedor de servicios de boda? ¿Quieres ofrecer tus servicios en BodaMás?
902 060 260
Ahorra hasta un 15% en tu viaje de novios, al abrir tu lista de boda en El Corte inglés.
Regístrate
• CLICK HERE TO BUY FROM A GIFT LIST •
IDEAS  >   > She & Him (II)
menu
menu
Buscador
Registro
900 373 111
Atención al cliente
Compartir
COMPARTIR
cerrar
TU NOMBRE:


EMAIL DE TU AMIGO:



EMAIL ENVIADO