El banquete

The Pretender propone y sueña con los lugares perfectos donde le gustaría celebrar su boda. 

29/12/2012
 

El otro día, mientras escribía sobre Melancolía y la boda en dos (trágicos) actos de Kirsten Dunst rodada por Lars Von Trier, recordé lo increíble que era el lugar donde Kirsten y su (también trágico) marido celebraban su boda. Era un castillo sueco en el que los novios servían la cena para los invitados, organizaban la fiesta y, después, les alojaban a dormir. Esto siempre me ha parecido una mega idea, la verdad. Concibo mi boda imaginaria como una tremenda fiesta y creo que sería de espléndida educación ofrecer una cama a los invitados y que no tengan que pensar en volver a ningún sitio después de haber muerto (no literalmente, claro) en la pista de baile

El castillo de Melancolía existe. Se llama Tjolöholm Castle, está en Suecia, e 'increíble' y todos los sinónimos posibles se quedan escuálidos para describirlo. Se construyó entre 1894 y 1904 y su dueño murió de una infección en la sangre después de hacerse un corte en un dedo (algo muy Rainer Maria Rilke, por otra parte). Su viuda continuó cuidando el castillo y construyó un pequeño pueblo alrededor, incluyendo una iglesia y pequeñas casitas que también pueden alquilarse. El interior que se ve en Melancolía corta la respiración. Es majestuoso, un poco decadente y otro poco extravagante. Me parece el lugar perfecto para organizar una boda pequeña (¿cuántos invitados darían el sí quiero a volar a Suecia?) con una fiesta sin fin. 

El castillo Tjolöholm. (Anke L/Flickr/Creative Commons License)

Lo de organizar una boda en otra ciudad que no sea la tuya suena un poco loco (ya ha quedado claro en otros posts que yo y el 'el día más importante de tu vida' no tenemos una historia basada en al experiencia), pero me atrae muchísimo. Recuerdo un blog que leí en plan voyeur total (nunca comenté nada, solo lo leía y estaba pendiente de cada actualización) en el que su autora contaba un viaje por Estados Unidos que hicieron ella y su novio. Pararon en mil y un sitios súper interesantes y se casaron en Las Vegas. Iban solos, lo tenían planeado y eso hicieron. Después de la ceremonia celebraron su banquete de bodas con cheeseburguers y milkshakes en un In&Out de Las Vegas. Me pareció un planazo, la verdad. 

Hablar de hamburguesas y de Estados Unidos me hace pensar, a la vez, en Alaska y Mario Vaquerizo. Estuve enganchadísimo en su reality en MTV y en mi casa el capítulo de la boda se vivió (casi) con más emoción que una final de Champions League. En la segunda temporada, cuando se iban de luna de miel a Los Angeles, ellos y sus amigos hacían una ruta para probar hamburguesas en 20 sitios diferentes y luego elegir la mejor, lo cual también me parece un planazo. Pero bueno, a lo que iba. La idea de Alaska y Mario de celebrar su boda en la terraza del Hotel Emperador de Gran Vía me pareció genial. Es otro sitio que me parece perfecto. Hay piscina, se ven los tejados más bonitos de Madrid y también el cielo...

Boda de Alaska y Mario en el Hotel Emperador. (Foto Hotel Emperador)

Más sitios que me gustan, ya puestos a elucubrar... Dos restaurantes de Nueva York. El primero se llama Reynard y está en el Hotel Wythe, en Williamsburg. El segundo, es Craft y está en Manhattan. Del primero no sé que me impresionó más, si el lugar o la comida. El Hotel Wythe es una edificio industrial enorme, con unos techos tan altos y una acústica tan buena que me hizo pensar inmediatamente en lo genial que sería estar con mis mejores amigos allí celebrando algo grande. La cena de Reynard me fascinó y también la barra del bar que recorría todo el salón. 
Craft es alucinante también pero de una manera más clásica y intelectual. La luz es muy tenue, las maneras de los camareros son excelentes y su menú se basa en clásicos americanos pero con un giro de cocina moderna. Probé cosas deliciosas, pero el postre se llevó la palma: unos mini donuts hechos al momento con dos pequeños cuencos de chocolate con leche y caramelo para mojar. ¿No sería algo perfecto para tomar de madrugada en una boda, entre baile y baile?
Lo que más me gusta de Reynard y Craft es que en los dos sitios cuando te marchas te dan una pequeña bolsa de papel marrón con unos dulces deliciosos para que tengas desayuno al día siguiente. Después de esto creo que nunca volveré a dudar cuál debería ser el recuerdo que dar a los invitados a mi (imaginaria) boda. 

Después de esto, vuelvo a hacer la pregunta: ¿Quién se vendría a celebrar mi boda a Nueva York? ¿O a Suecia? Atención a los jardines del castillo de Tjolöholm... ¿Dónde colocar la mesa del DJ

¿Dónde colocar la mesa del DJ? (Anke L/Flickr/Creative Commons License)







También te puede interesar...

Si tienes tu lista de bodas en El Corte Inglés y quieres hacernos una consulta, llámanos al
900 373 111
Consulta aquí las
Condiciones de la Lista de Boda
de El Corte Inglés
Si quieres hacer un regalo a los novios haz click aquí o llámanos al
902 224 411
AVISO LEGAL   |   CONTACTO   |   FAQ
Facebook   Google   Pinterest   Twitter      Instagram Linkedin Youtube
¿Eres proveedor de servicios de boda? ¿Quieres ofrecer tus servicios en BodaMás?
902 060 260
Ahorra hasta un 15% en tu viaje de novios, al abrir tu lista de boda en El Corte inglés.
Regístrate
• CLICK HERE TO BUY FROM A GIFT LIST •
IDEAS  >   > El banquete
menu
menu
Buscador
Registro
900 373 111
Atención al cliente
Compartir
COMPARTIR
cerrar
TU NOMBRE:


EMAIL DE TU AMIGO:



EMAIL ENVIADO