Una fotografía de los enamorados contra la mala suerte

El 'first look' desafía la tradición y reúne a los novios antes de la ceremonia para inmortalizar su reacción al verse

03/10/2012
 

Esta es una novedad no apta para los novios más respetuosos con las tradiciones. Si no es tu caso y crees que todas las normas pueden relajarse en pro de la felicidad de la pareja, puedes seguir leyendo. El denominado 'first look' desembarca en España como una de las novedades más rebeldes de Estados Unidos. Los novios desafían esa superstición que gafa con mala suerte el matrimonio si se ven minutos antes de la boda. Esta tendencia parte de la fotografía y consiste básicamente en que los novios, preparados para casarse, quedan en un lugar especial o un paraje romántico para verse por primera vez e inmortalizar el momento en la intimidad.

Mientras él espera, ella se acerca despacio por detrás. El fotógrafo aguarda escondido, con el dedo sobre el disparador, a que la pareja se encuentre por primera vez después de prepararse para la boda. El brillo de los ojos de los enamorados es la señal. Puede empezar a fotografiar. Pero sin ser visto. Ese es el truco para conseguir las fotos más bonitas y románticas que puede tener una pareja. Se están mirando, admirando, abrazando, llorando, riendo... En definitiva, comparten un momento muy especial sin sentirse observados. En realidad, saben que el fotógrafo está por ahí captando el momento, pero ni se acuerdan. Se han olvidado también de las supersticiones.

Gracias al 'first look', los novios tienen tiempo de decirse qué guapos están y cuánto se quieren sin que haya cientos de invitados mirando. Es su momento. Están más relajados y las fotografías quedarán preciosas. Tampoco están presionados por el tiempo. Pueden recrearse todo lo que quieran, en comparación con los 60 segundos de los que dispondrían si se encontrasen ante el altar o el juzgado. Con los nervios ya calmados, van juntos a la ceremonia y aguantan sin inmutarse las miradas de todos los asistentes. Saben que se quieren y que están juntos en esto.

Además, al hacerse las fotos antes de la ceremonia, los novios están recién vestidos e impecables. El maquillaje no se ha caído, el peinado está intacto. No hay nada que retocar. No hay mejor momento. Por otro lado, los novios no tienen que irse después de la ceremonia y perderse el principio del cóctel. En lugar de dejar a los invitados solos durante una hora para hacerse las fotos antes del banquete, pueden disfrutar de toda la celebración. Al fin y al cabo, una boda es un evento especial que se quiere compartir con los seres queridos. 

Esta iniciativa que parece tener todo ventajas, encuentra también sus detractores. Es más cómodo para la pareja, pero hay quien se mantiene firme en sus convicciones y piensa que una pareja no debe verse antes de la boda. No solo porque pueda traer mala suerte, sino porque es un momento muy especial que, precisamente, forma parte del encanto de la ceremonia. No se debería prescindir de él solo porque a los novios les resulte más fácil afrontarlo en la intimidad. ¿Dónde quedarían los nervios del novio mientras espera a que la novia se presente? En definitiva, es vuestra elección.







También te puede interesar...

Si tienes tu lista de bodas en El Corte Inglés y quieres hacernos una consulta, llámanos al
900 373 111
Consulta aquí las
Condiciones de la Lista de Boda
de El Corte Inglés
Si quieres hacer un regalo a los novios haz click aquí o llámanos al
902 224 411
AVISO LEGAL   |   CONTACTO   |   FAQ
Facebook   Google   Pinterest   Twitter      Instagram Linkedin Youtube
¿Eres proveedor de servicios de boda? ¿Quieres ofrecer tus servicios en BodaMás?
902 060 260
Ahorra hasta un 15% en tu viaje de novios, al abrir tu lista de boda en El Corte inglés.
Regístrate
• CLICK HERE TO BUY FROM A GIFT LIST •
IDEAS  > Lo último  > Una fotografía de los enamorados contra la mala suerte
menu
menu
Buscador
Registro
900 373 111
Atención al cliente
Compartir
COMPARTIR
cerrar
TU NOMBRE:


EMAIL DE TU AMIGO:



EMAIL ENVIADO