Un séquito de damas iguales

La novia debería ponerse de acuerdo con sus damas de honor

07/10/2012
 

 

Convencer a varias mujeres que vayan vestidas con el mismo vestido y del mismo color puede ser como meter a la novia en arenas movedizas. Primero, a todo el mundo y en especial a las chicas, les gusta sentirse especial y destacar en eventos de ese tipo. Segundo, no todos los colores y estilos favorecen por igual a todas. Por la altura, por las curvas, por el tono de piel y de pelo… Así pues, la novia que quiere tener un séquito de damas de honor debería ponerse de acuerdo con sus amigas más cercanas.

Las tradiciones importadas no son aceptadas por todos de la misma manera. Siempre hay alguien que se emociona por hacer algo diferente mientras que otros se sienten extraños. Por eso hay que ser flexible y llegar a un término medio. No es imposible tener un grupo de damas de honor en la boda que sea claramente identificable sin necesidad de ‘disfrazar’ a las chicas con el mismo vestido.

La clave está en elegir un estilo y una gama de tonos. Tus amigas, hermanas y primas agradecerán que les des cierta libertad de elección y eso evitará conflictos que pueden incluso terminar en la renuncia de alguna a ser tu dama de honor.

Lo primero es elegir el estilo del vestido y el corte. Si han de ser todos largos o cortos o si se puede variar. En realidad esto depende de la hora en que tenga lugar la ceremonia y la etiqueta marcada. Si es de día, los vestidos largos están prohibidos, mientras que si es de noche, se puede elegir entre vestido largo o de cóctel. Tras esto, lo siguiente es pensar cuál es el estilo que más concuerda con la esencia de la boda. En ceremonias bucólicas o en la playa, lo ideal es buscar vestidos sueltos, de gasa, con caída ligera… Mientras que las celebraciones en castillos, hoteles, o palacios requieren modelos más elegantes y sofisticados donde el satén o el encaje son los protagonistas.

Una vez decidido el estilo del vestido, hay que dejar libertad a las invitadas para elegir el corte que más le favorezca. Un escote, por ejemplo, puede resultar muy favorecedor para una mientras que en otra puede ser vulgar.

Algo parecido ocurre con el color. Las chicas morenas de piel siempre van a preferir los tonos más resultones que destaquen con su tono, mientras que las de piel blanca buscarán colores más claros. Por otro lado, lo que le sienta bien a una chica rubia no tiene por qué favorecer a una morena. Así pues, lo lógico es definir una paleta de color y que cada chica escoja el tono, más claro o más oscuro, que le quede mejor. Las opciones son infinitas: corales, rosas, verdes, violetas, azules, etc. Lo importante es mantener la consonancia. No puede haber un rosa fucsia y un tono pastel.

Para evitar que unas damas desentonen con otras y que al final pasen por simples invitadas, lo suyo es que vayan de compras juntas. Así pueden valorar si la elección de una es compatible en estilo con la de las otras. Además, antes de tomar la decisión final, deberían pedir el visto bueno a la novia. En definitiva, se trata de tener en cuenta todas las opiniones. La novia quiere decidir ya que es su boda y quiere controlarlo todo, pero tampoco puede hacer que sus amigas más cercanas se sientan incómodas.







También te puede interesar...

Si tienes tu lista de bodas en El Corte Inglés y quieres hacernos una consulta, llámanos al
900 373 111
Consulta aquí las
Condiciones de la Lista de Boda
de El Corte Inglés
Si quieres hacer un regalo a los novios haz click aquí o llámanos al
902 224 411
AVISO LEGAL   |   CONTACTO   |   FAQ
Facebook   Google   Pinterest   Twitter      Instagram Linkedin Youtube
¿Eres proveedor de servicios de boda? ¿Quieres ofrecer tus servicios en BodaMás?
902 060 260
Disfruta de un personal shopper gratis, al abrir tu lista de boda en El Corte inglés.
Regístrate
• CLICK HERE TO BUY FROM A GIFT LIST •
IDEAS  > Lo último  > Un séquito de damas iguales
menu
menu
Buscador
Registro
900 373 111
Atención al cliente
Compartir
COMPARTIR
cerrar
TU NOMBRE:


EMAIL DE TU AMIGO:



EMAIL ENVIADO