El look perfecto para él

Un listado de estilo masculino conciso, claro y definitivo sobre qué se debe y qué no se debe vestir en una boda. 

28/04/2013
 

Una invitación a una boda suele producir efectos combinados y realmente paradójicos en el receptor. Al "¡Ay, qué alegría, mi amigo del alma se casa!" suele seguirle un "¡Qué ganas de que llegue ya el 13 de septiembre!" y un entrecortado "¡Oh-Dios-Mío! ¿Qué me pongo?".

Las paradojas no terminan en esa melé de sentimientos que produce la invitación, sino que continúan por el proceloso mundo de baldosas del camino de estilo. Parece haber muchas reglas de etiqueta y dress code pero, a la vez, parece que todas están hechas para romperse. ¿Qué hacer? ¿Qué no hacer? He aquí un listado masculino conciso y definitivo para no sentir que el suelo amenaza abrirse bajo los pies -metáfora para el "tierra trágame"- cuando uno llega al lugar del enlace. 

1. Si uno tiene un papel destacado en la boda -léase: padrino o testigo- tiene que llevar chaqué. Puede que en bodas súper modernas de hoy en día esto esté hecho una vez más para saltárselo, pero hasta que no se le otorgue la licencia punk para romper esta norma, si usted es padrino o testigo lleve chaqué. 

2. Si no se es ni padrino ni testigo -y tampoco el novio, conviene no olvidarlo- es, sencillamente, un invitado. En ese caso, se viste lo que se llama media etiqueta: traje de chaqueta, camisa, corbata o pajarita. Aquí se abre un abanico de infinitas posibilidades -colores, estampados, etc.- y sobre esto en cuestiones masculinas no hay restricciones. Bueno, una importante: encomendarse al buen gusto y a la sencillez. 

3. Con la invitación se recibe un interesante combo de palabras: "dress code informal". ¿Qué implica? Es una manera pomposa de dar libertad al invitado que puede optar entonces por no llevar corbata, por elegir unos pantalones de color -una vez más, encomiéndese al buen gusto- o cualquier cosa que entre en el saco de "estilo desenfadado". 

4. La corbata, ese pedazo de tela que tantos sentimientos paradójicos -sí, una vez más la paradoja es la reina de la boda- concita. Muchísimos hombres detestan su idea, pero una vez que la tienen puesta, se sienten realmente atractivos con ella. En definitiva: en una boda más o menos convencional, el novio y los invitados han de llevarla. Permite cierta creatividad en cuanto color y estampado. Otra vez: santo buen gusto, oyénos. 

5. Novios del mundo: a no ser que seais el marido de Kate Moss o vayais a casaros por el rito zulú o una ceremonia de energía en un desierto mexicano, tenéis que llevar chaqué. Y más, si la boda es religiosa. Vuestra futura mujer así lo espera y vuestros invitados, también. Si no ha de ser así porque vuestro enlace es "laxo" en términos de estilo, os lo harán saber. Si no, en dos potentes sílabas: cha-qué. 







También te puede interesar...

Si tienes tu lista de bodas en El Corte Inglés y quieres hacernos una consulta, llámanos al
900 373 111
Consulta aquí las
Condiciones de la Lista de Boda
de El Corte Inglés
Si quieres hacer un regalo a los novios haz click aquí o llámanos al
902 224 411
AVISO LEGAL   |   CONTACTO   |   FAQ
Facebook   Google   Pinterest   Twitter      Instagram Linkedin Youtube
¿Eres proveedor de servicios de boda? ¿Quieres ofrecer tus servicios en BodaMás?
902 060 260
Este mes, 20% de dto en tus maletas de viaje, al abrir tu lista de boda en El Corte inglés.
Regístrate
• CLICK HERE TO BUY FROM A GIFT LIST •
IDEAS  > Lo último  > El look perfecto para él
menu
menu
Buscador
Registro
900 373 111
Atención al cliente
Compartir
COMPARTIR
cerrar
TU NOMBRE:


EMAIL DE TU AMIGO:



EMAIL ENVIADO